Ya tenemos el escenario para la aplicación de Teams. Hoy es el turno del diseño de la misma.

Diseño de aplicación para Teams

Las soluciones más relevantes para los usuarios son rápidas y tienen una buena usabilidad por parte del usuario. Utiliza esta guía a continuación como herramientas para un diseño que cumpla estas características:

  1. Crea un diseño e interactivo. Utiliza una pizarra, postits y marcadores. Detalla el flujo primero, luego dibuja recuadros. Sigue con añadiendo contenido en las cajas. Sé rápido, sé creativo y comete errores… ¡para eso están los borradores!
  2. Conoce a tus usuarios. No eres el usuario. Aunque estés construyendo esto para ti mismo, consigue que otra persona que no sea tu amigo te ayude a entender el flujo y luego el contenido real.
  3. Visualiza desde la perspectiva del usuario. Del mismo que lo hacen los niños pequeños, pregunta “¿Por qué?” hasta que hayas reducido el concepto más allá de una tecnología o una herramienta. Llega a la comprensión más genérica del flujo. Incluso si crees que sabes la respuesta, haz la pregunta. Te sorprenderá cómo los pequeños matices pueden cambiarlo todo.
  4. Prioriza con recuadros y palabras. Para cada interacción importante pregunta a otras personas cuáles son las palabras que van en la caja. ¿Cuál es el orden más importante de las cosas en el viaje del usuario?
  5. Falla aquí o en el código, tú eliges. Cuanto más código escribas sin planificar, más tendrás que cambiar en el futuro. Hacerlo bien durante el diseño es barato, y el bucle de retroalimentación es rápido. Esto es ágil.
  6. Documenta el caso de uso principal. En primer lugar, cubre el caso de uso principal. Asegúrate de que tu flujo es atractivo, y que estás llevando los elementos correctos a tus usuarios en el momento adecuado.
  7. Retrocede y cubre el resto. Pregúntate a ti mismo: ¿cómo es la configuración, cómo manejas los errores o conflictos, y cuáles son los escenarios secundarios?

Recomendaciones: la primera impresión

Sólo tienes una primera oportunidad: la primera impresión es crítica. Incluso si tu aplicación se ve muy bien sobre el papel, si no genera interés, vas a perder esa primera oportunidad.

Te recomendamos que sigas estos pasos para realizar el diseño de la aplicación:

  1. Construye un MLP no un MVP (producto mínimo viable). El MLP (Minimum Lovable Product) es la evolución del MVP: la versión de un nuevo producto que recibe la máxima cantidad de amor de sus primeros usuarios con el mínimo esfuerzo. Recuerda que tú no eres el juez y recoge los comentarios de los usuarios reales antes de enviar tu aplicación al mundo.
  2. Una gran documentación llega muy lejos. Comunica a tus usuarios lo que hace tu aplicación en la descripción larga y corta en la tienda de aplicaciones de Teams en lugar de describir tu empresa. Tienes una oportunidad cuando un usuario está navegando por la tienda de aplicaciones y quieres generar interés para que los usuarios prueben tu aplicación.
  3. Encuentra un diseñador que haga tu icono. Si no tienes un diseñador profesional en tu equipo, contrata uno. Los desarrolladores deben especializarse en escribir código, no en diseñar iconos. También socializa tus iconos y diseña con tus usuarios. Las inversiones en diseñadores son muy importantes.
  4. Exprésate correctamente. Un estilo consistente, una buena gramática y una ortografía correcta infunden confianza a los usuarios. Haz que un profesional escriba tu texto.

 

Te ayudamos con Microsoft Teams

¿Quieres formar a tus empleados en Microsoft Teams? Ofrecemos formaciones online exprés de dos horas: contáctanos.

Además, si necesitas apoyo con la informática en tu empresa, te ofrecemos soluciones y asesoramiento: desde portátiles a soluciones de seguridad, pasando por formación, tenemos todo lo que necesita tu empresa para que tu producción nunca pare. ¡Contacta con nosotros!