Como cada día 256 del año, el lunes se celebró el Día de los Programadores. ¿Por qué el 256avo? La razón es que 256 (2 elevado a 8) es la cantidad de dígitos que puede almacenar 1 byte (8 bites), la medida básica de almacenamiento de información. Como diría mi madre, cosas de frikis.

¿Qué hace un programador?

Al contrario que los compañeros de sistemas – los “de informática” que te arreglan la contraseña cuando vuelves de puente -, los programadores tienen poco contacto con ‘el mundo exterior’ de su propia empresa. Esto ha creado cierto aura de misterio en torno a su figura y ha dado pie a los directores de cine para cometer diversas tropelías en sus producciones – más allá de lo que podríamos considerar una licencia artística.

Si tu imagen de un programador, a base de televisión y ficción hollywoodiana, incluye bolígrafos en el bolsillo derecho, camisa de franela, códigos interminables en verde fosforito sobre fondo negro, líneas que se escriben solas… ¡nos lo tomaremos con humor! De hecho, os traemos tres ejemplos de epic fails superhéroes del celuloide a la hora de manejar código.

Códigos “de cine”

‘MISIÓN IMPOSIBLE: NACIÓN SECRETA’

agentebenji

Nuestro primer superhéroe es el Agente Benji de Nación Secreta. En su empeño por frenar un nuevo orden mundial, la crème de la crème del espionaje internacional se dedica a extraer archivos clasificados de primer nivel con la ayuda de un código de ejemplo… escolar… ¡que en realidad sirve para dibujar espirales! Esto sí que es llevar la reutilización de código un paso más allá; y tú pensando que eras un genio del copipasteo por tomar prestado código de Stackoverflow.

‘KUNG FURY’

hackerman

Hackerman es el segundo en nuestra lista. Armando con su Power Glove y aporreando el teclado cual perrete de meme, comienza a escribir su código… en Java. Estamos de acuerdo en que si eres capaz de alterar la línea temporal con un gadget de SNES y un ZX Spectrum, probablemente te puedas permitir el lujo de picar (ejem) en un lenguaje una década antes de que se invente. Como guión flojea un poco, pero como superpoder ochentero mola cantidubi.

‘AMENAZADOS’

agente

Tres bombas nucleares acechan la seguridad norteamericana. Una de ellas se dispone a ser desactivada por un experto agente del FBI. Abre tu flamante Macintosh. Abre… ¿un momento? ¡Está abriendo Excel! Comienza a escribir un cod… ¿qué está escribiendo? Tú no lo sabes. Él tampoco lo sabe. Pero ahora el país puede respirar tranquilo. Gracias a un Mac, Excel y lo que parece ser líneas de “código” de un gato sobre el teclado.

Nuestro aplauso al Agente Jackson. Por cosas como esta, él está en el FBI. Y nosotros no.