Este artículo forma parte de un Especial GDPR en el que te aclaramos, con preguntas y respuestas, algunos puntos críticos de la implantación de la directiva. Y, si lo necesitas, te ofrecemos una auditoría gratuita de tu negocio sobre esta directiva.

¿Qué son los «fundamentos de interés legítimo»?

Como empresa u organización, a menudo tienes que tratar datos personales para desempeñar funciones relacionadas con tu actividad empresarial. El tratamiento de los datos personales en este contexto puede que no esté necesariamente justificado por una obligación legal o para ejecutar las condiciones de un contrato con una persona. Por consiguiente, puedes invocar los «intereses legítimos» como justificación para el tratamiento de los datos.

Debes informar sobre el tratamiento cuando recopilen los datos personales.

Además, debes comprobar que servir a tus intereses legítimos no esté afectando significativamente los derechos y libertades de estas personas, de lo contrario no pueden basarse en tus intereses legítimos como justificación para el tratamiento de los datos y deberás encontrar otro fundamento jurídico.

Ejemplo

Tienes un interés legítimo cuando el tratamiento se realiza en el marco de la relación con un cliente, cuando tratas los datos personales para fines de mercadotecnia directa, para prevenir el fraude o para garantizar la seguridad de la red y la información de tus sistemas informáticos.

Te ayudamos

¿Todavía no has aplicado la GDPR a tu negocio? Aunque has dado los primeros pasos, ¿piensas que todavía necesitas ayuda para implantarlo correctamente? ¿Has tenido una mala experiencia y quieres confirmar que, efectivamente, cumples GDPR? Es importante valorar cada caso individualmente, por eso te ofrecemos una auditoría gratuita (y sin compromiso) en GDPR. Contacta con nosotros por mail o por teléfono.