El 2018 fue un gran año para Dropbox, sin embargo, en su misión de diseñar una mejor forma de trabajar, este es un viaje que a penas ha comenzado. Con un nuevo año que empieza, reflexionamos sobre experiencias de trabajo y cómo Dropbox Business quiere darle forma a cómo los equipos trabajan en el 2019.

El trabajo está en un período de transición

Desde Europa hasta Japón, un fantasma recorre el panorama laboral: el fantasma del burnout – lo que viene a ser, estar quemado de toda la vida; un riesgo laboral está alcanzando niveles de pandemia. La Organización Internacional del Trabajo ha convocado a una Comisión Global sobre el futuro del trabajo que se llevará a cabo en junio de 2019 para abordar “las principales tendencias”, como la creciente sensación de que el trabajo no es gratificante. El problema no son solo las largas horas, es la forma en que trabajamos: cambiar constantemente entre diferentes herramientas y aplicaciones, distraerse con las notificaciones, tratar de recordar qué hilo de comentarios contiene información clave que no podemos encontrar. Trabajamos en un estado de ajetreo superficial, y nos está volviendo locos. No eres tú, somos todos.

Lo que Dropbox aporta

Dropbox quiere poner su granito de arena para mejorar esta situación. Y no, obviamente no pretende arreglarlo todo en un solo año… pero sí que nos trae una planificación cargada de sorpresas con las que pretenden impactar la forma en que trabajan los equipos:

Gestión de la sobrecarga de aplicaciones

La migración del trabajo a la nube ha traído consigo una importante cantidad de aplicaciones y servicios cloud: para todos los gustos, colores y necesidades, esta tendencia al alza los últimos años conlleva muchos beneficios… pero también algunos problemas de gestión. ¿Qué quiere decir esto? El constante cambio de un contexto a otro, se suma al estado de ajetreo que nos impide centrarnos en lo importante de nuestro trabajo.

Ojo, sabemos que las herramientas que utilizas son excelentes… pero los malabarismos entre ellas restan concentración, sustraen tiempo y atención. ¿Qué propone Dropbox? Un ecosistema abierto que se integra profundamente con las aplicaciones en el lugar de trabajo. Su objetivo es ayudarte a hacer mejor tu trabajo: desde anotar vídeos hasta firmar contratos, utilizando las herramientas que deseen, todo dentro de un solo entorno conectado.

La presentación de Dropbox Extensions supuso los primeros pasos para dar vida a esta visión a través de un conjunto de integraciones con Autodesk, Adobe, Pixlr, Vimeo y muchas más. Le siguieron adquisiciones como HelloSign, que ayuda a integrar sin problemas la firma de documentos en la experiencia de Dropbox: uno de los flujos de trabajo más generalizados para equipos de todo tipo.

Desactiva el ruido: céntrate en lo que más importa

Hay consenso en que la comunicación y control sobre el contenido con el que trabajas, es importante. Ahora bien, llevar a cabo esa comunicación, estar al tanto de todas las notificaciones y mantenerte al día de discusiones y comentarios es… abrumador. ¿Todavía no sabes de qué estamos hablando? Pues de esos 100 correos electrónicos de media (¡al día!) que recibes en una jornada de trabajo. Por no hablar de los pings del resto de herramientas y notificaciones que intentan robarnos la atención como un diluvio implacable.

Y es que, aunque actuemos como si fuera ilimitado, nuestra atención es un recurso finito. Desde Dropbox te ayudarán a controlar parte del ruido de la comunicación en el lugar de trabajo con experiencias hechas a medida para este propósito: ¡enfócate en tu trabajo!

Inteligencia No-Tan-Artificial

La inteligencia artificial se ha convertido en un eufemismo de grandes empresas que recopilan datos de usuarios orientados a fines publicitarios. En Dropbox creen en un tipo diferente de inteligencia, una en el que el propio usuario tiene el control y le permite aprovechar al máximo su tiempo y capacidades.

Dentro de Dropbox, existen una inmensa cantidad de imágenes, archivos de texto y documentos en los que las personas colaboran; no obstante, cada uno es compartido únicamente con una pequeña audiencia. ¿Qué supone esto a nivel de aplicación? Un enorme desafío técnico para la búsqueda y recuperación, así como para la seguridad y la privacidad. Y ahí es donde entra la inteligencia artificial de Dropbox: un motor de búsqueda personalizado que ayuda a los usuarios a encontrar contenido relevante, así como nuestra tecnología OCR que escanea automáticamente el texto de las imágenes para poder buscarlo.

 

Colaboración segura

¿Eres de los que todavía piensas que Dropbox Business no es seguro? En primer lugar, contante que cuenta con amplias medidas de seguridad, como un diseño distribuido y doble factor de autenticación. Esta seguridad se ve reflejada en el cumplimiento de las normativas y directrices como GDPR, ISO 27001 y SOC 1, 2 y 3 (puedes verlas todas aquí).

A pesar de todas estas medidas, el equipo de Dropbox continúa invirtiendo en tecnologías de vanguardia como WebAuthn y en capacidades de detección de acceso no autorizadas. Y debido a que la seguridad ocupa todo un ecosistema, el otoño pasado anunciaron un conjunto de nuevas integraciones de seguridad con Google Cloud Identity, BetterCloud, Coronet, Proofpoint y SailPoint. Estas características e integraciones nativas que continuarán incorporando en su plataforma significan que las empresas pueden escalar fácilmente los servicios de seguridad que requieren sin tener que mantener soluciones locales complicadas.

Como nos cuentan desde Dropbox, este será un viaje de varios años que comprenderá muchos pasos pequeños y algunos grandes. Estaremos anunciando más de los dos pronto.

Especialista en Dropbox