Continuamos nuestro especial The GDRP Horror Picture Show. Esta vez con la rebelión en la casa que ha supuesto para muchos usuarios la implantación de la GDPR. De la sorpresa a la frustración pasando por el enfado: ¿qué tipo de datos estaba mandando mi televisión a diosabequién? ¿Cómo que no puedo seguir utilizando ese aparato de domótica? ¿La posmodernidad era que mi nevera me hablara sobre protección de datos?

Un señor de Samsung quieres saber qué desayunas

El ingeniero Eugene Zaikonnikov publicó en Twitter la siguiente imagen:

Sí, esta nevera inteligente, con aplicaciones, cámara y pantalla táctil incorporados, parece que recopilaba los datos que posteriormente podían ser (o eran, o son) tratados por Samsung (y los correspondientes partners según especificara su política de privacidad).

 

Las Smart Tv en pie de GDPR

Si las neveras están informando sobre GDPR, era predecible que las Smart TV hicieran lo mismo. O no tanto… La mayoría de los usuarios quedaron impactados al ver que sus datos eran cedidos a terceras compañías para mostrarles anuncios acordes a sus preferencias, que todos sus datos eran monitorizados sin permiso por aplicaciones (Samba TV) o que, sin ceder esos datos, no podrían seguir utilizando las apps de su tele. Aquí tienes algunos de ellos:

Si os apetece curiosear, tenéis aquí la política de privacidad actual (la antigua ya no está disponible) de Samba TV.

 

Hola, ya no ofrecemos servicio

¿Sabes lo que es Yeelight? Básicamente una bombilla con WiFi que puedes controlar desde una app en tu móvil que llegó a España hace unos años de la mano de Xiaomi. Y que parece que estuvo a punto de irse de la mano… sí, de la GDPR. Los usuarios europeos de estos dispositivos se encontraron con este mensaje de la noche a la mañana:

Esta actualización realizada el 24 de mayo fue la culpable del apagón (nunca mejor dicho).

Tras las quejas de los usuarios y la cancelación realizada el 24 de mayo fue la culpable del apagón (nunca mejor dicho). Eso sí, tan sólo dos días más tarde, una nueva actualización volvía a traer la luz a los hogares europeos.

Lástima que las webs que os traeremos la semana que viene no hayan sido tan ágiles. ¿De qué hablamos? De que cientos de páginas han decidido restringir el acceso a las IPs procedentes de Europa para evitar adaptarse a la GDPR (consiguiendo, en muchos casos, justo lo contrario).

Por cierto, si trabajas para una empresa (o eres autónomo) y estás buscando asesoramiento en GDPR, comprobar si la has aplicado correctamente o dar los primeros pasos, te ofrecemos una auditoría gratuita.