Sábado noche. ‘Balconing’. Una GoPro. El objetivo era abrir todos los vídeos de “People are awesome”. Las peores previsiones, ser parte de algún recopilatorio de “Epic fail”. Tu sino, ser censurado en YouTube y acaba reinando en LiveLeak.

Una vez fallecidos, los millenials – y otros seres del mundo digital – vagarán eternamente el limbo digital hasta que Skynet gane o Project 2501 funcione. ¿Hay vida más allá de la muerte – digital? ¿Heredarán mis hijos la cuenta de LoL? ¿Qué será de mi Facebook cuando me vaya? Es peligroso ir solo, toma esto(s consejos y deja tus asuntos cibernéticos en orden).

content: inherit !important;

Salvo que quieras generar un cataclismo digno Poniente, designa ya un “heredero” (digital). No nos referimos a cuestiones de testamento – en este sentido la legislación española no tiene una cobertura legal específica-, sino a nombrar una persona digna de tu confianza para que gestione o cierre tu perfil digital cuando estrenes traje de madera.

Google

Gmail, Youtube, Google+, Blogger, Drive, Calendar… la lista de los servicios que ofrece Google es amplia. ¿Cómo gestionarás todo este legado? Los monopolios las grandes empresas tienen una ventaja: todas tus gestiones a un clic.

  1. Define alertas. Añade el número de teléfono y la dirección de correo electrónico en el que te avisen de que la cuenta quedará inactiva.
  2. Tiempo de espera. ¿Un mes? ¿Un año? Define el tiempo que tiene que pasar desde tu última actividad hasta que notifiquen a esta persona que la cuenta está inactiva.
  3. Notificar a los contactos y compartir los datos. Añade hasta 10 amigos o familiares de confianza a los que quieras notificar que tu cuenta se encuentra inactiva. También puedes compartir tus datos con ellos (configurarás qué datos quieres compartir y cuales no).

¿Olvidaste añadir a personas de confianza a tu cuenta? Tranquilo, podrán solicitar el acceso a tu cuenta siguiendo estos pasos.

Facebook

¿Y cómo gestiona Zuckerberg aquello del más allá? Al igual que Google, eres el capitán de tu destino (el dueño de tu alma). En vida, puedes configurar tu cuenta para que, una vez des el paso, tu cuenta se convierta en conmemorativa (para lo que necesitarás un heredero) o se elimine, llevándose contigo publicaciones, comentarios, fotografías y el resto de tu perfil. ¿Cómo puedes hacerlo?

  1. Inicia sesión en Facebook y ve a tu apartado de Configuración.
  2. Allí busca Seguridad y a continuación “Contacto legado”.
    1. Cuenta conmemorativa. Elige un heredero que se encargue de tu cuenta y administrará las publicaciones sobre ti, una vez informe a Facebook de tu defunción.
    2. Eliminación de la cuenta. Puedes escoger que, una vez informen a Facebook de tu fallecimiento, todos tus datos se borren: fotografías, publicaciones…

Para despistados, olvidadizos o aquellos a los que sobrevino la parca sin previo aviso, Facebook habilita procesos para que informen de un deceso y eliminen la cuenta o la conviertan en conmemorativa.

Papeleo is coming

Existen otras redes sociales que no permiten que designemos a nadie y, por ende, para cerrar tu cuenta cuando ya hayas seguido la luz, tus familiares o amigos deberán seguir un largo y tortuoso camino burocrático.

Es (sólo) una formalidad administrativa

Twitter: formulario o autodestrucción

El pajarito nos provee de un formulario web en el que podrán notificar que has fallecido y se iniciará el periplo para eliminar tu cuenta. ¿Plan B? Twitter, independientemente de si estabas muerto o de parranda, borrará tu cuenta automáticamente si no detecta actividad en seis meses, sin necesidad de notificación u otras acciones.

Snapchat: la red de los inmortales

¿Que su icono sea un fantasma tendrá algo que ver? No sabemos, pero el hecho es que Snapchat no tienen políticas en lo que respecta al fallecimiento de sus usuarios. Por eso, salvo que dejemos a alguien encargado con nuestro usuario y contraseña, la cuenta se quedará ahí para siempre.

Instagram: la herencia de Facebook

Por herencia de su dueño, Instagram permite por un lado, un formulario web (la partida de nacimiento, el certificado de defunción y prueba de que eres el representante legal) para que la cuenta se convierta en conmemorativa. ¿Qué quiere decir esto? Instagram no permite que nadie inicie sesión en una cuenta conmemorativa, no se pueden modificar de ningún modo (incluidos cambios como Me gusta, seguidores, etiquetas, publicaciones y comentarios), cualquiera puede utilizar Instagram Direct para enviar una foto o un vídeo a la persona fallecida y no aparecerán en espacios públicos como Buscar y explorar (pero sí a las personas con las que se compartió la información). Obviamente, también pueden pedir que tu cuenta se elimine.

Pinterest, LinkedIn: desactivación o eternidad

Ambas redes sociales proveen de sendos formularios en los que notificar una defunción para la posterior eliminación de la cuenta: esta es la única opción que permiten. Si nadie informa de que te fuiste hacia la luz, la cuenta seguirá abierta ad eternum. Puedes acceder al formulario de Pinterest en este enlace y al de LinkedIn aquí.

Microsoft: Next of Kin

Microsoft tiene dispuesto el proceso Next of Kin, sobre el cual no tenemos mucha información. Lo que sí sabemos es que para iniciar el proceso, se ha de enviar un email a msrecord@microsoft.com y nos indicarán los pasos en los que tendremos que y la documentación a enviar.

¿Quieres librar a tus familiares y amigos de este proceso? LPT: ten un listado de usuarios y contraseñas a buen recaudo y revela su ubicación a una persona de confianza. O márcate un Willy el tuerto y que sólo el poseedor del mapa sea valedor de tus más íntimos tesoros.

No has leído ToS (y lo saben)

Sólo de redes sociales vive el hombre – ni la mujer. Y, por eso, sabemos que estarás preocupado por las joyas de la corona de tu vida digital: ¿quién cuidará de tus campeones? ¿Podrán tus nietos disfrutar de tus gigas musicales en iTunes? ¿A quién le dejarás tu cuenta de Steam?

“Algún día todo esto será tuyo (o no)”

LoL

Has pasado horas entrenando a tus campeones, ¿qué será de ellos? Legalmente, la licencia que aceptaste en los ToS es intransferible y para uso individual – es decir, para ti y sin posibilidad de dejárselo a terceros. De hecho, se especifica que “No puede compartir sus información de inicio de sesión con nadie. Usted no puede vender o permitir a cualquier otra persona el acceso a su cuenta o a su información de inicio de sesión, u ofrecerse a ello.” Si decides burlar estas políticas, recuerda que la justicia demaciana no tendrá piedad con tu cuenta.

iTunes

¿Qué pasará con toda esa música que compraste? Tu biblioteca de iTunes se irán contigo al otro barrio – siempre y cuando llegue la Wi-Fi. Aunque la no-noticia de Bruce Willis abrió un debate en Internet sobre esta política de Apple, lo cierto es que la compañía se mantiene firme: al pagar adquieres el derecho a escuchar indefinidamente esa canción… tan indefinidamente como logres mantenerte vivito y coleando.

Steam

Al igual que en los ToS de LoL, en Steam se especifica que no debes revelar, compartir ni permitir de ningún otro modo que otros usuarios utilicen tu contraseña o cuenta… pero a diferencia de Riot, Valve añade “excepto si Valve lo autoriza expresamente.” Es decir, tus herederos podrán ponerse en contacto con Valve para notificarle tu fallecimiento y ellos estudiarán cada caso individualmente.